Opinión

Las cavernas del Sur de Tabasco

Estas rocas carbonatadas, se ubican solo en 5 municipios de Tabasco: Tenosique, Macuspana, Tacotalpa, Teapa y Huimanguillo.

Por Alfredo Aguilar

Geólogo

Sí, y que hay en una importante cantidad y tamaño. Muy pocos tabasqueños conocen la riqueza espeleológica de su estado. Esto no es extraño, porque la verdad, casi no conocen nada de su estado. Es una pena, pero bueno, allá ellos.

Ya en anteriores entregas he comentado de la geología de Tabasco, y de como que de sus 24,737 Km2, solo aproximadamente el 10% de ella, la constituyen rocas carbonatadas (calizas), de origen marino. El resto son rocas sedimentarias siliciclasticas, arenas y lutitas también marinas, y menos del 1 % son rocas ígneas extrusivas, derivadas del Volcán Chichonal.

En las primeras, o sea, en los carbonatos, es donde se desarrollan principalmente las cavernas, por causa de la disolución de estos materiales, que es el fenómeno que origina a estas. El proceso lo origina e inicia el agua de lluvia (agua meteórica) que, al combinarse con el sedimento del suelo, forma el Ácido Carbónico, el cual lentamente, muy pero muy lentamente, empieza a disolver (corroer) a los carbonatos. A las pequeñas cavernas con la que inicia este proceso, se les conoce en términos de ingeniería petrolera como Cavidades de Disolución o Vugulos, siendo este tipo el considerado como el mejor en términos de Porosidad.

Estas rocas carbonatadas, se ubican solo en 5 municipios de Tabasco: Tenosique, Macuspana, Tacotalpa, Teapa y Huimanguillo. La edad de las rocas en donde se localizan las cavernas, son del Cretácico Medio, Cretácico Superior y del Mioceno, exclusivamente. Las localidades donde se localizan estas cavernas, son estructuras geológicas (levantamientos no anticlinales), que se originaron por dos fenómenos tectónicos, uno al levantarse la Sierra de Chiapas, como consecuencia de la subducción de la Placa de Cocos en el Mioceno (hace 20 millones de años), conocido como Revolución Chiapaneca, y otro muy reciente, que ocurrió entre hace 37,000 y 16,000 años, durante el periodo interglaciar de la Glaciación Wisconsiana, cuando por efecto de este proceso, se reactivaron varios domos salinos.

La disolución que dio lugar a la formación de estas cavernas o del karst tropical en esas áreas, como también se le conoce, considerando el tipo de clima tropical de toda esta región, permite que una estalactita de 1.5 cm de longitud se forme en 100 años, y en las cavernas existentes en las localidades mencionadas, la altura máxima medida en una de ellas, no excede los 150 m.

La exploración espeleológica en Tabasco, la inicio el ilustre sabio tabasqueño José Narciso Rovirosa Andrade en 1892 quien, junto con los descubridores de la Caverna de Cocona en 1876, localizada en Teapa, los hermanos Rómulo y Laureano Calzada Casanova, realiza ahí el primer trabajo de este tipo aquí en Tabasco.

El que esto escribe, fue Iniciado en la espeleología local, por fotógrafo y explorador Roberto Porter y gente especializada de Teapa y Arrollo Chispa, (Carlos Esquivel y los hermanos Gómez Martínez). Durante poco más de 10 años (2000-2010), explore con ellos más de 20 cavernas en 4 municipios, en las que, en algunos casos, yo las bautice. Deben de existir mucho más, y de hecho, en el libro recientemente publicado de Roberto Porter en 2015, “El mundo subterráneo de Tabasco”, el cuantifica al menos 36. No existe en la literatura de esta especialidad más que los trabajos de él y los míos, más descriptivos los primeros y más técnicos los segundos.

En mi libro “Geología petrolera y posibilidades petrolíferas de Tabasco” tengo un capítulo especial sobre ellas. Pero según últimos reportes de la gente de campo que conoce estas cavernas, el número total de cavernas en Tabasco es superior a 230, convirtiéndolo en un paraíso para los espeleólogos nacionales y extranjeros.
Del inventario de cavernas que yo conozco del Sur de Tabasco, en el municipio de Teapa hay 3 estructuras geológicas con 6 cavernas: Cocona con 3, El Azufrito con 2, La Primavera con una; las dos primeras en rocas del Cretácico Superior y la ultima en rocas del Mioceno (Caliza Macuspana). Tacotalpa tiene 5 estructuras con 11 cavernas: Cuesta Chica con 5, La Sardina con una, El Madrigal con una, Puyacatenco con una y Poana con 5; todas excepto Puyacatenco están en rocas del Mioceno (Caliza Macuspana), ya que Puyacatenco está en rocas del Cretácico Medio (Formación Tamaulipas Superior). Macuspana tiene más de una, algunas de ellas no las conozco, solo conozco Agua Blanca, en rocas de la Caliza Macuspana. Mucha gente me comento que en el Cerro Tortuguero existían cavernas. Falso, recorrí toda la estructura y nada, y en una de tantas exploraciones, casi pierdo la vida al despeñarme. En la cima del cerro hay bloques caídos, que aparentan ser cavernas, pero no. Así es esto. Este tipo de actividades, definitivamente no es para ingenieros petroleros, porque a ellos se les corre el maquillaje y se les descompone la pedicura.

En Tenosique, sobre el Cañón del Usumacinta, existen al menos dos túneles horizontales artificiales profundos, que perforo la CFE en los años 70’s cuando se estaban realizando trabajos de exploración para la Presa Usumacinta en Boca del Cerro, que afectaron también a rocas de la Caliza Macuspana, pero definitivamente no son naturales.

La dimensión de estas cavernas varia en profundidad y complejidad. Hay cavernas muy pequeñas de solo algunos metros de profundidad, hasta de más de 10 o más kilómetros de longitud. Para cruzar algunas de ella, se requieren muchas horas de paseo extremo, a veces de 6 horas o más. Entrar a este mundo subterráneo, es otra cosa. Es un mundo fascinante, no apto para cardiacos. Las estructuras que se observan en su interior, producto de la disolución, son en forma principalmente Estalactitas y Estalagmitas, y otros espeleotemas, algunos muy complejos y difíciles de describir. Esta es una gran área de oportunidad para las nuevas generaciones de geocientificos. ¿Peligrosas?. Si, como todo.

Se requiere equipo especial que, es caro, condición física extraordinaria, dominar técnicas de rappel, compañía experimentada, recursos económicos, y mucho valor. Es lo más emocionante que hay. Lamentablemente, la gente que las visita, las grafitean, las convierte en basurero, como la que existe en las inmediaciones del Balneario El Azufre en Teapa, que esta convertida en basurero, y no las respeta. En pocas palabras, NO TIENEN MADRE.
Son un recurso turístico poco conocido y menos difundido por el Gobierno de Tabasco, pero con gran potencial. La Secretaria de Turismo local sigue con sus tradicionales rutas, que a la fecha no han reportado nada bueno para el Estado ni para las poblaciones, ya que poca gente las visita y básicamente porque no se ha establecido programas para educar a los que ofertan el turismo, ya que se caracterizan por su nula atención, pésimo servicio, instalaciones inadecuadas, inexistencia de baños limpios y de servicios muy alejados de los estándares nacionales e internacionales.
A finales de 2018, el que esto escribe elaboro una Propuesta de Proyecto Espeleológico para Tabasco, con un programa para explorar todas las cavernas de Tabasco con un grupo multidisciplinario que además de ubicarlas, caracterizarlas, con levantamiento topográfico 3D, que al final se clasificarían para identificar las mejores turísticamente hablando (accesos, riesgos menores, etc.), con la finalidad de traer el Tren Maya de Palenque, Chis., hasta Teapa, Tab., por 103 Km mas, dado que en ese y en los municipios contiguos de Tacotalpa y Tenosique, es donde se concentra la mayoría de las cavernas.

El proyecto tuvo el visto bueno de la Secretaria de Turismo Federal, pero aquí se topo con la ceguera congénita galopante del encargado de esta oficina aquí en Tabasco, y hasta ahí llego, perdiéndose la oportunidad de que se hubiesen detonado nuevas áreas de Turismo Ecológico en localidades como Poana, que reviste una importancia vital, por sus paisajes fuera de serie, similares a los de la película Avatar, que permitiría traer interesados extranjeros de este tipo de actividades desde la Rivera Maya.
Es una pena que muchos tabasqueños ni siquiera tengan una idea de la existencia de estas cavernas. Durante más de 10 años con mi empresa Turismo Diferente, donde ofertaba excursiones a estas localidades, siempre tuve clientes internacionales y nacionales, pero no de Tabasco. En comparación, el vecino Estado de Chiapas es muy rico en estos recursos espeleológicos y su gente conoce más de estos recursos. No existe un registro preciso allá, pero solo por tener una superficie cubierta con más del 80 % de rocas carbonatadas, su número debe superar las 1,000.

Aquí hay 2 aspectos que se hacen importantes de mencionar. El primero es que hace falta interés de los geocientificos para realizar un trabajo fino para estudiar científicamente el total de estas cavernas, para realizar el levantamiento topográfico y geológico de cada una, para conservar en las mejores condiciones estos recursos y para utilizarlos adecuadamente, con personal capacitado, y para ofertarlas al turismo internacional con las mejores prácticas. De eso, no hay nada. Hay que mencionar también, que algunos de estas localidades están asociadas a Sitios Arqueológicos de manufactura maya, como la Caverna de San Felipe en Puyacatenco, donde existen en su interior numerosas piezas prehispánicas de gran interés, también poco estudiadas.

Lo segundo, y aquí su importancia económica-petrolera, y es que algunas de estas cavernas manifiestan en su interior fenómenos fisicoquímicos poco estudiados, que tienen que ver con la presencia de petróleo en su subsuelo. Algunas de ellas yo las he estudiado y documentado. Tabasco tiene todo y esta jodido porque quiere, con todo lo que tiene para ofrecer: petróleo, agua, recursos naturales en abundancia, decenas de sitios arqueológicos, y cavernas. ¿Qué falta? Ahí se los dejo de tarea.

Relación de fotografías.

Foto No 1: Imagen de las áreas del Sur Tabasco con potencial espeleológico.


Foto No 2: Imagen del Cuadro descriptivo simplificado del origen de las cavernas.

Foto No 3: Croquis de la Caverna de Cocona en Teapa.

Foto No 4: Caquis de algunas cavernas existentes en Arroyo Chispa, Sur de Tacotalpa.

Foto No. 5: Collage de imágenes del interior de algunas cavernas del Sur de Tabasco.

Foto No 6: Collage de algunas imágenes de la exploración que realice en algunas de las cavernas del Sur de Tabasco.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba