Opinión

¿Cómo se elijen los intervalos a disparse en un pozo petrolero?

Como geólogo de exploración, siempre fue para mí un misterio como los ingenieros petroleros elegían los intervalos a disparar en un pozo, para que luego estos produzcan petróleo.

Por Alfredo Aguilar

Geólogo

Esto para mí era un gran enigma, pero conociendo un poco, esto hasta un chimpancé amaestrado, lo puede hacer.

Como geólogo de exploración, siempre fue para mí un misterio como los ingenieros petroleros elegían los intervalos a disparar en un pozo, para que luego estos produzcan petróleo.

Empiezo, fui geólogo de exploración por 20 años, primero en Tampico y luego aquí en Villahermosa, primero como geólogo en brigadas de geología de campo, y luego como geólogo de operación. En 1997 decidí, por iniciativa propia, solicitar, a mi amigo (?) el Ing. Resalió Hernández García (qepd), Administrador del Activo de Exploración, mi cambio a Producción, esperando con ello alguna mejora laboral, pero no, me fui igual.  Me envió al recién formado Activo de Producción Cinco Presidentes en Agua Dulce, Ver., donde lo dirigía el odioso de El Filis, un patán y mal educado el cabron, pero bueno. Luego de este, me tocó lidiar con otros peores como el Chino, el Narváez y el Torpedo, estos últimos además ratas.

Como quiera, al año siguiente 50 geocientificos, entre geólogos y geofísicos fueron botados de exploración, como “ganado en canal”, todo esto bendecido por el Administrador de Exploración en turno, un tal Adán, que se prestó a esto como parte de la Reforma Energética que ya venía desde 1992, y cuyo objetivo era desmantelar a PEMEX. Lo curioso del resultado de este “draf”, es que exiliaron a todos los geocientificos difíciles, inconformes, bocones, rebeldes y no alineados al sistema, ah, pero si chingones. En suma, según ellos hicieron una profilaxis, pero éramos los mejores, y desde entonces, Exploración “no da pie con bola”.

Resalió había sido mi jefe cuando fue Superintendente del Distrito de Exploración en San Luis Potosí en 1978, cuando yo andaba por allá como ayudante en brigadas de geología superficial, luego se fue de superintendente general a Cd. del Carmen y en ese año de mi petición, era administrador del Activo de Exploración aquí en Villahermosa. Ya falleció hace unos 3 años (2017). Yo, la verdad veía para mí un futuro muy incierto en Exploración, pero tenía mucho interés en conocer sobre las actividades que hacen los ingenieros petroleros.

Primero fui comisionado a ese Activo en 1997 y luego, ya fijo, estuve en los activos Cactus-Sitio Grande y posteriormente en Samaria-Luna, donde me jubilé en el 2013. Aprendí sobre: pruebas de presión, ameradas, disparos, ecómetro, análisis PVT, terminaciones, cálculo de reservas, registros de producción, etc. Esto combinado con la Geología, te hace más consiente del trabajo de explotación de los campos petroleros. Adquirí experiencia en Carbonatos y Terrígenos, en formaciones del Cretácico, Terciario y Neógeno.

Fue ahí donde me di cuenta de la magia de reconocer y seleccionar los intervalos que se pondrían a producir. Al principio, cuando asistí a observar cómo se elegían, casi “me cago de la risa”. Tenía la pinche idea de que era casi como un “conciliábulo” elegir los intervalos que se disparaban. Nada más alejado de la realidad. Más bien era como una” cena de negros”. Todos los petroleros opinaban y gritan, se escuchan sombrerazos y gritos satánicos, según su punto de vista, apostando con su actitud sobre lo mejor del pozo, sobre el juego de registros que recién llegan del pozo, y en el momento culminante, el Coordinador del Diseño, el encargado de los campos del Activo correspondiente, y “señor todo poderoso”, y porque como dice el dicho…”el jefe es el jefe, aunque sea…pendejo”,  emite su sacrosanta decisión y seleccionaba el o los intervalos que mejor le parecen, según su experiencia, para que sean disparados. No se hacen cálculos ni nada, es a ojo de buen cubero. Todos se callan y listo, la decisión está tomada. Luego de esto, todos al unísono lo respaldan, se abrazan y aprueban, y hasta felicitaciones se dan por el futuro del pozo. Y ahí acababa la ceremonia. Es bien cagado ver esto.

Luego de un tiempo, me di cuenta, que realmente no tiene chiste elegir los mejores intervalos a disparar, luego de que un pozo termino su etapa de perforación e inicia la de terminación. La magia, esta, si no tienes mucha experiencia, en construir lo que he dado en llamar la “Sabana Santa”, si, como la de Turín, ahí ves todo.

El ejemplo que expondré es para los pozos neógenos someros, de hasta un poco más 1,000 m de profundidad, donde se explota aceite extrapesado en el Campo Samaria Neógeno del Activo Samaria-Luna donde fui el geólogo del campo, pero igual se hace para cualquier pozo de cualquier Activo.

Recalco, esta no es una clase de registros eléctricos o geofísicos, ni un artículo técnico. Esto lo expongo, porque luego la gente me pide: referencias, bibliografía y otras cosas. Esto es solo, una probadita. El que quiera más, que lo investigue por su cuenta. Ah, otra cosa. Ni me critiquen, ni juzgue, lo que comparto lo hago de buena fe. Sus pinches opiniones, realmente me valen madre.

Bueno, cuando un pozo de las características de las mencionadas se termina de perforar (en otros pozos y campos se hacen más profundos, pero es igual, la diferencia es que se hace por etapas de perforación), se toman los registros, conocidos como eléctricos o geofísicos, que es información indirecta, y que se obtienen bajando por el pozo con zondas que, de abajo hacia arriba y a velocidades muy bajas, van tomando lecturas de propiedades de las rocas, ya sea las que naturalmente tiene la roca  o  las que se inducen a ella a través de la emisión de ondas, para obtener finalmente un registro en papel con curvas asociadas a profundidades, como un electrocardiograma. Otro registro muy importante, es el conocido como Registro de Hidrocarburos, o como se le conoce de manera coloquial como Registro Rotenco, y esto porque es el nombre de la 1ª compañía que inicio a tomarlos en México (Rotary Engineering Co.). Este registro tomado a boca de pozo, es el más importante, ya que los geólogos ahí presentes, van colectando y describiendo las muestras colectadas cada 5 m, y graficándolas en un Registro Litológico, y además de que, con los detectores de hidrocarburos que se tienen en el pozo, se muestra la presencia de estos, gas básicamente, determinando los intervalos que los contienen. De ahí su importancia. No debería perforarse ningún pozo, sin la obtención de este registro. He sabido que casi ya no se solicita. Craso error, como todos lo que se hacen ahora en PEMEX. “Dios nos agarre confesados”.

Generalmente las compañías que realizan estos servicios son, para los Registros Geofísicos: Schlumberger, Halliburton o Weatherford; y para el Registro de Hidrocarburos las compañías Rotenco, Mudlogin u otras, las que generalmente tienen el contrato para este tipo de trabajo con PEMEX.

El Combo de registros geofísicos básicos para este tipo de pozos, que incluye:Resistividad-R G, Lito-densidad-Neutrón y DR-CAL, que traducidos nos dan: Rayos Gamma=intervalos permeables, RESISTIVIDAD= presencia de hidrocarburos si son valores altos, LITO-DENSIDAD=los valores de densidad se traducen en tipo de roca, NEUTRON= estima la porosidad Dr-Cal= geometría del agujero. Con las copias de campo que se obtienen terminando la perforación, y luego de unas 4-8 horas, las compañías entregan las copias de campo de los registros al área respectiva, donde los técnicos “altamente capacitados”, tomaran la decisión de selección de los intervalos a disparar.

Lo que se hace luego, es ya un “juego de niños”. Se pegan los registros uno junto a los otros, todos, o sea una Correlación Geoeléctrica con todos los registros a la misma escala (1: 500), y se obtiene la llamada “Sábana Santa”. Al observarla e interpretarla, cualquier “lego” se le facilitara reconocer los intervalos con mejores perspectivas para producir hidrocarburos y decidir, cuáles de dispararán y se podrán a producir, en la etapa de terminación y producción. La pregunta que me harán todos es: ¿Se disparan todos? No es la respuesta, no más de 3 porque puede existir diferencia de presiones entre ellos, y se comportarían, si así ocurre, en lo que se conoce como “intervalos ladrones”. Fácil …no?.

Debo aclarar, que esto es el trabajo de los geólogos de operación, cuya participación debería ser más proactiva y profesional. Pero aquí es donde “la puerca tuerce el rabo”.

Veo en esto “la caballada muy flaca”. No hay entrega, conocimientos y ganas de hacer esto en las nuevas generaciones de “geólogos de banqueta”, o sea, aquellos que hacen sus “horas nalga de trabajo”, solo frente a su PC o Estación de Trabajo, sin siquiera estar al pendiente de lo que sucede durante la perforación y checando y supervisando la recolección de muestras que se colectan en el pozo.

Les da miedo el sol y los mosquitos.
¿Y porque digo esto? Pues porque un geólogo de banqueta, como los que hay ahora, que no van a los pozos, que no se interesan por su trabajo, que no crean áreas de oportunidad, en definitiva, se equivocaron de carrera. Como diría el Divo de Juárez, o sea Juan Gabriel, “yo no podría concebir” a geólogos que no tengan en su casa: una pequeña colección de rocas, minerales y fósiles, instrumental básico (lupa, matillo, GPS, gotero con HCl al 10 %, dron, binoculares, etc.), fotografías, bibliografía básica suficiente, cartografía necesaria, etc.

Esto es parte de la vocación de un geólogo, y su razón de ser. Aparte de salir al campo seguido, a recorrer la geología de los alrededores de su municipio, de su estado, etc., con sus recursos. Leer mucho, escribir sus reportes, saber describir un afloramiento, una muestra de mano, un núcleo, etc. Los geocientificos debemos invertir en esto. De otra manera, mejor hubiéramos estudiado para ingenieros petroleros, que con solo un curso de Exxel, la hacen.

El trabajo operativo de un geólogo, requiere esto y más. Yo sé bien que parte de esto, requiere de nuestra entrega e ingenio. Debemos de dar más para que el resultado de un pozo sea más productivo y mejor. Esto, claro, no te lo agradecerá nadie, y menos PEMEX, pero es la carrera que elegiste y la satisfacción del logro es solo tuya.
Recuerden que “el agua no embaraza”, y que geólogo que no se pone buzo, se lo chingan los petroleros, que creen que lo saben todo.

Relación de fotografías

Foto No 1: Imagen de un ejemplo de una “sábana santa”.

Foto No 2: Imagen del Kit básico de todo geólogo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba