Opinión

Megalodón o Megalodonte, la bestia marina que existió en Tabasco

En Tabasco existen algunas localidades fosilíferas, algunas ya destruidas, pero la más importante es un Arrecife en el área de Cerro Tortuguero, en Macuspana.

Por Alfredo Aguilar

Geólogo

Villahermosa.- Así es, les comentaré sobre esta bestia marina de los mares Micénicos, o sea, de hace 19.8 millones de años aquí en el Sureste de México, y hasta hace 2.6 millones de años (Plioceno), en otras latitudes.

En Tabasco existen algunas localidades fosilíferas, algunas ya destruidas, pero la más importante es un Arrecife en el área de Cerro Tortuguero, en Macuspana.

Este arrecife prehistórico, único en México, dado que la sedimentación terciaria de todo México es Marina Profunda (Cuenca), excepto en Tabasco, donde existen carbonatos que exhiben numerosa fauna típica de ese tipo de medio ambiente, representado por corales, pelecípodos, moluscos, cefalópodos y muchas especies más. También es posible encontrar colmillos de «Diente Grande», que es lo que significa Megalodonte.

Este mega tiburón o escualo, de más de 20 metros de largo, era habitante de esta región de Tabasco, caracterizado por aguas tibias, clara y poco profundas, ricas en nutrientes de todo tipo, ideales para este gran depredador.

Este monstro marino, del que pocos tabasqueños saben de su existencia en su tierra, fue al igual que los dinosaurios en el Mesozoico: el rey de estas aguas.

No comentaré más datos sobre esta bestia, porque todo sobre de ella está en Internet, y si lo escribo muchos de mis lectores me criticarán porque dirán que fue un copy/paste.

El Cerro Tortuguero, ubicado a 46 kilómetros al SE de la ciudad de Villahermosa, Tabasco, forma parte de los depósitos calcáreos de la unidad estratigráfica conocida como Caliza Macuspana, que fue reportada desde los tiempos de las compañías petroleras extranjeras en 1921 y que K. A. Campbell en 1925 fue primero en nombrar a estas rocas Caliza Macuspana, citados ya de manera formal por Salas y López Ramos en 1951, tal y como lo describí en la entrega anterior.

Esta unidad formacional, se distribuye regionalmente de manera muy amplia, hacia el Norte de la Sierra de Chiapas, desde Pichucalco, Chis., al Oeste, y hasta Tenosique, Tabasco., al Este, y parece haberse originado en un tiempo de estabilidad que procedió a la Orogenia Chiapaneca, durante el Mioceno, cuando la Placa de Cocos inicio su subducción en la costa pacífica del Sureste de México, y que origino, en la Planicie Tabasqueña, al levantarse y erosionarse por esta mecanismo el territorio Chiapaneco, la intrusión de grandes masas salinas, conocidas como Domo Salinos.

El Cerro de Tortuguero, es una prominencia de 7-10 km de longitud, de 1.5 a 2.0 Km de ancho y de 350 m de altura máxima sobre el nivel del mar en su porción Oriental, la pared llamada Gavilán Blanco, hasta solo 25 m al Occidente, orientado E-W.  En la localidad tipo de la Caliza Macuspana, se midió un espesor máximo de 1,600 m, de calizas arrecífales. La Caliza Macuspana descansa normal y concordantemente sobre Formación La Laja, del Oligoceno, y a su vez es sobreyacida, en igual forma, por la Formación Ámate Inferior, correspondiente al Mioceno Superior y en muchos casos, también, por sedimentos continentales rojizos del Pleistoceno representados por las Terrazas Fluviales del Pleistoceno (Formación Altabrisa), que antiguos reportes geológicos citan localmente como Formación Tierra Colorada.

El Cerro El Tortuguero es una estructura producida por la tectónica salina que afecto a esta área de Tabasco, donde al ir levantándose la estructura durante la intrusión salina, se basculo y se falló, dándole la forma y morfología que actualmente tiene.

El contenido macrofaunistico que se presenta en esta localidad, es abundante y de relevancia. Solo mencionaremos, que unas de las colecciones más numerosas y bellas que existen de la macrofauna de esta área en México, han sido recuperada por el Lic. Eduardo Toraya Muñoz, jubilado de PEMEX, quien muestra a curiosos y especialistas su colección privada, con amabilidad y orgullo.

Su colección está compuesta por: moluscos, pelecípodos, cefalópodos, crustáceos, equinodermos, corales, etc. Con Eduardo y con otros amigos solíamos salir a las localidades fosilíferas de la Región Sur los fines de semana, hace ya algunos años. Él siempre se caracterizó por ser un excelente “recuperador” de fósiles. Yo no corro con la misma suerte. Sin lugar a dudas, él es un naturalista nato de fin de semana.

 Un recinto con una colección de la fauna de este arrecife sería muy importante para el desarrollo regional y cultural. Pero aquí en Tabasco, no hay interés alguno por este tipo de museos. Ya intenté que el Instituto de Cultura y la UJAT se interesaran, y cuando se reacondiciono recientemente el Museo de Historia Natural «José N. Rovirosa’ en Villahermosa, hubo la oportunidad de disponer de una sala para la paleofauna tabasqueña, lo que hubiera sido sensacional. De hecho, conseguí a través del Instituto de Geología de la UNAM traer a Tabasco especialistas de Alemania, para hacer un trabajo serio de clasificación. Lo cancelé, porque no encontré eco (iban a venir de grapa, solo con gastos de alimentación y hospedaje).

Pero estamos en Tabasco, y aquí la investigación y la preservación paleontológica, son letra muerta.

¿Y el municipio? Un museo del sitio en Tortuguero, seria espectacular, cultural, turística y económicamente, como el de Chihuahua, que presenta fósiles de dinosauros.

Solo sobra decir, que esta entrega, es un intento más para despertar el interés de las autoridades y de la comunidad para levantar un MUSEO PALEONTOLOGICO allá en Macuspana, para mostrar a propios y extraños la gran riqueza paleontológica que aquí existe, única en México de este periodo geológico, antes de que las graveras instaladas en sus flancos, y por falta de interés, se destruya y con el tiempo ya no quede nada de este lugar prehistórico.

Un llamado a los habitantes de Tabasco y a las autoridades gubernamentales y municipales para rescatar y promover este sitio. Ya otras localidades también importantes ya desaparecieron ante la negligencia general. No permitamos que pase lo mismo con Cerro Tortuguero en Macuspana.

Si esto te intereso y gusto, compártelo.

Relación de fotografías:

Foto No 1: Imagen mostrando una panorámica hipotética del aspecto del arrecife Cerro Tortuguero, hace 20 millones de años, durante el Mioceno.

Foto No 2: Imagen de las características del tamaño del Megalodonte y de su aspecto general.

Foto No 3: Collage mostrando la macrofauna que se tiene en esa localidad de Tortuguero, y una imagen de un colmillo de la bestia

Foto No 4: El Megalodonte y este autor.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba