Opinión

El origen geológico del Valle del Jovel (San Cristobal de las Casas, Chis.)

Esta ciudad, el más mágico de los pueblos mágicos de México, así calificado desde el 2011 por la Secretaria de Turismo del Gobierno Federal.

Por Alfredo Aguilar

Geólogo

Villahermosa.- Como geólogo, siempre he pensado que es obligación de cualquier geocientífico realizar continuamente trabajos de su profesión, como parte de su filosofía de vida, no tanto para publicar, sino como un ejercicio cotidiano, que le permita con el tiempo tener la preparación y facilidad de realizar un informe geológico.

Se comienza con su entorno y en cada viaje, observando y capturándola mayor cantidad de datos que su capacidad de análisis le permitan, para en lo personal, dar explicaciones propias de sus interpretaciones a los fenómenos a tratar.

La mayoría de los geocientíficos pensamos que ya todo está hecho, y pues no, y lo más importante de esto es que no todo está claro de explicar. Por eso es importante, desde que uno se gradúa de la universidad, iniciarse con este tipo de ejercicios, personales al principio y luego de divulgación.

Aun como jubilado, un geocientífico debe continuar con este proceso, elaborando mejores informes luego de años de experiencia, y ahora divulgarlos de manera continua. Esa es la vida de un geocientífico, o cuando menos así debería ser desde mi particular punto de vista.

Pero en la práctica esto no sucede. Lo más común es que un geocientífico jubilado luego de desarrollar esa actividad en una empresa durante su vida útil, se sumerja en el ostracismo y en la amargura por no haber alcanzado algún puesto. En fin.

Continuando con esto, expondré mis conclusiones sobre el trabajo de análisis que realice para explicar el origen geológico del Valle de Jobel, lugar donde se ubica la Cd. De San Cristóbal de las Casas en el Estado de Chiapas.

Esta ciudad, el más mágico de los pueblos mágicos de México, así calificado desde el 2011 por la Secretaria de Turismo del Gobierno Federal, se ubica a una altitud de más de 2,200 metros sobre el nivel del mar, y es el mayor centro urbano de la región de Los Altos de Chiapas.

La ciudad fue fundada por el conquistador español Diego de Mazariegos y Porres, y por un conjunto de colonos de diversos orígenes (españoles, mexicas, tlaxcaltecas y mayas) en 1528 con el nombre de Ciudad Real de los españoles, luego de haber fundado y abandonado Chiapa de los Indios (la actual Chiapa de Corzo).

El sitio seleccionado para fundar la nueva cuidad, se ubica en el Valle de Jobel (Job’el «zacate grande» en lenguas indígenas tzotzil y tzeltal). Se le conoció a esta ciudad desde 1529 como Villa Viciosa, porque era verdaderamente un sitio de libertinaje por la gran cantidad de casas de apuestas que existían, mayormente habitado por españoles que vinieron de Guatemala. Tuvo otros nombres a lo largo de su historia, y no fue hasta 1943 cuando finalmente se conoce oficialmente como San Cristóbal de Las Casas, en honor a San Cristóbal, el santo protector de los viajeros, ya que este sitio era un importante punto para el comercio en el Sureste de México, y por el apellido del Fray Bartolomé de las Casas (1474-1566), 1er Obispo de Chiapas (1544) y gran benefactor de los indios.

Esta ciudad, para los que no la conocen, se enclava en un valle semicircular de aproximadamente 5 Km de diámetro, análogo a un cazo de chicharon, rodeado por elevaciones de más de 100 m, y enclavada a 2, 200 m.s.n.m. A esta joya colonial se puede llegar por diferentes carreteras, pero la ruta más común para llegar a esta, es la que se sigue viniendo de Tuxtla Gutiérrez a través de la Autopista 90D, la capital de estado, situada a 50 Km al Oeste de San Cristóbal en línea recta.

Geológicamente San Cristóbal de las Casas se ubica en la provincia de Sierra de Chiapas, y más exactamente en la Altiplanicie de Chiapas, que está limitada al Sur por la Depresión de Chiapas y al NW por las Montañas del Norte y al NE Montañas del Oriente.

Está ciudad está enclavada en el extremo Oriental del Anticlinal San Cristóbal, una estructura anticlinal asimétrica, fallada en sus flancos (al Norte la Falla San Cristóbal y al Sur la Falla Tuxtla) y cortada perpendicularmente por otras tantas, que corre con dirección SE110° NW por más de 36 Km de longitud y de 10 a 15 Km de ancho máximo, basculada (inclinada) de SE a NW en más de 15°.

Cuando uno viaja de Chiapa de Corzo (caseta de cobro) hacia San Cristóbal, uno asciende poco más de 1,709 m en solo 46 Km, en una pendiente es de 10°.

Las rocas expuestas en la estructura son rocas del Cretácico (carbonatos) al Terciario (terrígenos), variando de más viejas al SE y más jóvenes al NW, representadas por las formaciones Cantelha (Cretácico Inferior), Cintalapa (Cretácico Medio), Angostura (Cretácico Superior), y Soyalo (Paleoceno).

Aquí lo sobresaliente de esta estructura, es su altitud que da lugar al Valle del Jobel. Sabemos que la tectónica en Chipas es muy compleja. Hay pliegues, levantamientos e intensa actividad volcánica, expuesta en muchas localidades de esta sierra, todos de edad Mioceno-Reciente.

Todo esto parece haber ocurrido ahí, en los últimos 20 millones de años, cuando ocurre el inicio del choque de la Placa de Cocos y la de Norteamérica, la primera de origen oceánico, delgada (de menos de 5 Km de espesor) y la segunda continental gruesa (de más de 60 Km de espesor), ocasionando que la primera se iniciara a introducir bajo la segunda (subducción), a una velocidad de 1.8-2.0 cm/año, resultado en el levantamiento continuo de la Sierra de Chiapas, erosión continua, plegamiento de las rocas por compresión, fracturamiento (fallamiento), y abundante actividad volcánica, todo de forma muy compleja.

En esta entrega, no analizaremos toda la tectónica que afecta a la Sierra de Chiapas, eso sería muy ambicioso, sino solo el que ha dado lugar al Valle del Jobel. Este basculamiento (inclinación) que afecto al Anticlinal San Cristóbal y que origino al valle citado, fue el resultado de intensa actividad volcánica, que produjo en esa área al menos 5 estructuras volcánicas asociadas a una zona de debilidad (unas asociadas a la Falla Tzontehuitz-Carranza de casi 35 Km de longitud con orientación general NW-SE y otras asociadas a fallas menores).

Estas estructuras son:  Apas, Navenchauc, Huitepec, El Calvario y Tzonteuitz. Este vulcanismo que afecto a esta porción de la Sierra de Chiapas), es el causante de que el Anticlinal San Cristóbal, se levantara paulatinamente y se basculara (se inclinara hacia el NW), y se fracturara tal y como se observa actualmente, y esto inicio en el Pleistoceno, hace 2.1 millones de años, y se fracturada en al menos 4 segmentos paralelos al deTzontehuitz-Carranza, que coinciden con la ubicación de los puentes Mulato, Ixtapa y Albino Corzo, que se ubican en la misma autopista Chiapa de Corzo-San Cristóbal.

La Cuenca Endorreica que conforma al Valle del Jobel, está constituida por suelo aluvial del período Cuaternario, roca toba intermedia, roca limonita-arenisca y roca volcanoclástica, las tres del periodo Cuaternario, así como por calizas de la Formación Tenejapa del Paleoceno-Eoceno.

En medio de este valle se localiza un pequeño promontorio llamado Cerrito de San Cristóbal, constituido por rocas de esta misma unidad, producto de procesos erosivos desarrollado por un activo sistema fluvial que afecta al valle, constituido por las corrientes de los ríos Amarillo, Fogótico y San Felipe y de los arroyos Peje de Oro y Ojo de Agua, que corren en general en la dirección Norte-Sur.

La composición de suelo en esta cuenca endorreica de casi 5 Km de diámetro, es más abundante en piedra caliza y el menos abundante en tobas (ceniza volcánica) intermedias, producto de la erosión de los volcanes más grandes e importantes que afectaron a este valle: el Huitepec y el Tzontehuitz, que se ubican al Occidente y Oriente del valle respectivamente.

Al respecto, no he encontrado mucha información geológica de estos dos volcanes en la literatura especializada. Lo interesante de esta actividad volcánica local, es que no hay indicios de mineralización, lo que resulta un poco extraño cuando se dan este tipo de paragénesis (vulcanismo & roca encajonante), cuando en otros lugares con similares características dan lugar a presencia de minerales metálicos preciosos.

 Sin embargo, a unos 10.5 Km al NW de San Cristóbal, y a 3.1 Km al Oeste de San Juan Chamula, se perforo en la década de los 70’s el pozo San Cristóbal No 1, que resulto improductivo. La pera del pozo y el tubo de identificación del pozo, ya no existen, pues ahí se construyó el patio de la escuela primaria bilingüe Lázaro Cárdenas en el paraje Yakampot.

La ubicación de este pozo no fue la mejor, en mi opinión, puesto que no fue en la cresta del Anticlinal San Cristóbal, sino en una estructura vecina del Norte de este.

En el Anticlinal San Cristóbal se han encontrado varias evidencias de la existencia de varias manifestaciones superficiales de hidrocarburos (grumos de asfalto) en las lateritas, producto de la alteración térmica de los carbonatos que afecta únicamente en esta área a las rocas de la Formación Cantelha, expuestas en los alrededores del poblado Zacualpa, del Oeste de San Cristóbal, y en el sitio turístico de Arcotete del Este de esta ciudad (AG-26, 36,246, 253 y 300). Por esto es que la localización de este pozo San Cristóbal no fue la mejor. Aquí cabe otra pregunta. ¿Cómo afecto esta actividad volcánica a los hidrocarburos ahí presentes? ¿Cómo la ven?

Relación de fotografías

Foto No 1: Collage de 2 perfiles estructurales asociados al Anticlinal San Cristóbal.

Foto No 2: Collage de dos perfiles topográficos asociados al Valle de Jobel.

Foto No 3: Imagen del plano tectónico interpretado del Anticlinal San Cristóbal.

Foto No 4: Imagen de la Sección Estructura-Estratigráfica Ocozocoautla-San Cristóbal.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba