Espectáculos

Irina Baeva y Gabriel Soto, la pareja INCÓMODA: ¿relación verdadera o de ficción?

Detrás de su felicidad, los enamorados deben cargar con la crítica de la opinión pública

Como en todo inicio de cualquier relación de pareja, siempre hay momentos mágicos que la vuelven especial y única a la vista del resto; sin embargo, hay quienes tienen un comienzo extraño que a la larga podría fortalecerla o derrumbarla.

En este caso, los actores Irina Baeva y Gabriel Soto protagonizan una de las relaciones más polémicas de la televisión mexicana, por las condiciones en las que se gestó; ocurrió cuando el protagonista de «Un refugio para el amor» aún no se separaba de su ahora exesposa Geraldine Bazán.

Como era de esperarse, la opinión pública que está libre de todo pecado, decidió condenarlos. Las críticas fueron más duras con la modelo de origen ruso a quien de inmediato encasillaron de villana o la mujer que destrozó una familia feliz. Sin embargo, el tiempo ha pasado y parece que esto ha fortalecido sus lazos afectivos, aunque no niegan que ha sido complicado.

Al ser una figura pública, Irina confesó que los señalamientos, ataques constantes y hasta amenazas han comenzado ha afectarle un poco y como no, si su relación con Soto tiene poco más de dos años, cuando rompieron el silencio y pusieron fin a los rumores.

Todo lo hizo por amor
La actriz se sincero y explicó que darle rienda suelta a su corazón le costó caro, pues se precipitó en algo que tarde o temprano iba a suceder, pero señaló que lo hizo por amor.

En una entrevista que le dio a Yordi Rosado, le comentó entre lágrimas que se enamoró de un hombre que estaba separado, con una historia. no obstante, también aclaró que las cosas simplemente pasaron y no era que ella tuviera premeditado hacer. Actualmente está comprometida con Gabriel Soto.

Aunque Irina intentó hacer las cosas por el camino correcto después de que se destapó su relación, esto no fue suficiente para calmar la ira de los internautas quienes se han metido con ella de múltiples formas.

Lucen más felices que nunca
Quizá la opinión pública, la diferencia de edades y un matrimonio fallido, ha sido el alimento para que la relación de la pareja se fortalezca y sigan adelante.

En sus respectivas redes sociales, ambos comparten momentos íntimos y de trabajo. Abrazados, sonrientes, jugando, besándose o simplemente mirándose, se puede ver que van en serio. Posiblemente los veamos este 14 de febrero muy acaramelados disfrutando de la calidez de su hogar.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba